Intercambio de casas: Consejos, ventajas, información útil y más

El intercambio de casas es una práctica que se ha venido haciendo desde hace muchos años y que, con el paso del tiempo y gracias a la evolución tecnológica y su influencia en el sector, ha logrado expandir sus fronteras permitiendo cada vez a más personas disfrutar de sus beneficios.

El intercambio de casas pretende establecer un mecanismo distinto para todas aquellas personas viajeras que desean conocer lugares diferentes del mundo, pero no como simples turistas, sino como habitantes comunes y corrientes que conviven en sus ciudades, barrios y pueblos, van a los sitios más recónditos e interactúan con las personas que allí viven de una manera mucho más cercana.

¿De qué forma es posible intercambiar tu casa con otra persona? Para responder a esta pregunta es importante dar a conocer los programas de Intercambio de Casas, en donde personas de diferentes lugares ofrecen sus residencias a cambio de tener la oportunidad de disfrutar de la residencia de otra persona en un lugar distinto del mundo.

Es decir, los usuarios que forman parte de este programa, permiten que su casa sea habitada por terceras personas que vienen de intercambio, y a cambio, ellos podrán vivir en la casa de esa otra persona. A esta práctica de intercambiar casa por casa, se le denomina “swap”.

Es importante destacar que el intercambio de casas es una actividad no comercial; es decir, no hay un contrato monetario de por medio. La única forma de pago que se maneja es la de pagar cuotas mensuales o anuales a las páginas organizadoras de todo el proceso y también el “prestar” su casa a otras personas, de la misma manera que usted puede disfrutar de la vivienda de alguien en cualquier otra parte del mundo.

Continúa leyendo Intercambio de casas: Consejos, ventajas, información útil y más

Segunda mano consejos para comprar y vender

Cuando se dice Segunda Mano es porque un objeto es traspasado de una persona a otra a través de una venta, intercambio o regalo. Pero también puede referirse a algo que ya no está en la misma condición o calidad que estaba cuando fue adquirido.

En el aspecto de material este término se refiere a los objetos que han sido usados o poseídos por alguien más. Por este término han surgido diferentes tipos de mercados para vender una serie de productos de este tipo.

Esto objetos suelen perder algo de valor cuando se van a vender, por el hecho de que no son nuevos; esto puede variar según su estado o antigüedad, aunque muchas veces es simplemente por el hecho de que no son nuevos y que pertenecieron a alguien anteriormente.

Pero hay ocasiones en donde el artículo de segunda mano suele ser valorado en mayor precio que si éste fuera nuevo; esto puede ser porque el artículo es muy antiguo y se toma como reliquia o por haber pertenecido a alguien famoso o importante. Este simple hecho puede duplicar y hasta triplicar su valor.

Cuando se adquiere un producto de segunda mano se está comprando algo que ya fue usado por alguien más. Lo que podría afectar a la calidad del producto, pues el primer dueño pudo haberle dado un uso intenso y desgastarlo; por eso se debe estar pendiente de que el artículo merece la pena pagarse a ese monto.

Para fijar un precio, se debe confiar en el vendedor por completo. Porque es él quien tiene toda la información del producto y tiene la sartén por el mango en ese proceso de compra-venta. También lo recomendado es que el comprador se informe de las cualidades del producto cuando éste es nuevo, para no caer en estafas.

Hay leyes que indican que cualquier artículo comprado en segunda mano debe tener un período de garantía; es decir, el vendedor debe responderle al comprador cualquier defecto que pueda tener el objeto durante ese período.

En los portales de segunda mano puede adquirirse prácticamente cualquier cosa, desde un simple bolígrafo hasta un coche híbrido.

¿Cómo vender cosas de segunda mano?

Actualmente muchas personas optan por vender sus artículos usados por Internet y para ello existen muchas páginas web especializadas para la venta de artículos usados. Sin embargo hay algunos consejos que pueden ayudar al momento de vender artículos de segunda mano.

Se debe elegir el sitio adecuado

Como comentamos anteriormente hay muchos sitios web especializados en la venta de productos usados, pero se debe estar atento sobre cuál es el más específico para vender nuestro producto.

Algunas plataformas se encargan de vender prendas de vestir, otras de artículos de motor, otros de tecnología, entre otros.

Lo mejor es escoger el portal que mejor se adapte a las características del producto que deseamos vender. Es decir, si por ejemplo se va a vender un artículo electrónico, no debemos introducir nuestro anuncio en páginas web de anuncios clasificados especializados en la compra-venta de ropa.

Continúa leyendo Segunda mano consejos para comprar y vender

Trueque, todo lo que necesitas saber

Trueque definición:

La Real Academia Española de la Lengua define trueque como el “intercambio directo de bienes y servicios, sin mediar la intervención de dinero”.

Si hacemos esta pregunta a Google nos dirá que trueque es la “acción de dar una cosa y recibir otra a cambio, especialmente cuando se trata de un intercambio de productos sin que intervenga el dinero”.

Otros medios especializados en la definición de palabras coinciden en afirmar que la palabra trueque hace referencia al “intercambio de bienes y servicios sin que se utilice dinero para completar la transacción.

Por tanto, podemos definir trueque como la acción mediante la cual dos o más personas llegan a un acuerdo para intercambiar bienes o servicios sin que haya una contraprestación monetaria por ninguna de las partes.

Para llevar a cabo este proceso se debe establecer un contrato qué es conocido como permuta.

¿Qué es la permuta?:

Es el contrato mediante el cual queda reflejado el acuerdo al que han llegado dos o más partes para la realización de un intercambio en la propiedad de una cosa de la que hasta ese momento eran propietarios, sirviendo dicho documento como acreditación de este hecho.

el trueque

Origen de la palabra trueque:

En lo que se refiere a la etimología de la palabra trueque, si bien es incierto, se cree que podría derivar del francés antiguo en donde se utilizaba el término ‘troquier’ para hacer referencia al hecho de dar una cosa a cambio de otra. Con el paso del tiempo la palabra ‘troquier’ evolucionó en la palabra ‘trocar’ que más adelante daría lugar a las palabras ‘trueco’ y ‘trueque’.

No obstante, otras corrientes filosóficas como las del alemán Friedrich Diez, afirmarían que su origen real sería el latín, concretamente en la palabra ‘travicare’ cuya definición es ‘traficar’ y que habría dado lugar a la palabra ‘traucar’ y más adelante evolucionaría hacia ‘trocar’.

Continúa leyendo Trueque, todo lo que necesitas saber